26 febrero 2011

Retomando este espacio

En 2010 no hicimos contacto. Este espacio quedó prácticamente perdido pero ya irán cayendo algunas líneas e imágenes por acá.


Lobo marihuano señalando desde la barda de un kinder en Oaxaca



Y no podíamos despegarlo del inhalante, al cabrón


Looking for an answer...



Trabajando en la oficina...


Capitán Tonaya


Dos chacalillos


Un muchacho me ayuda a probar los toboganes antes del estreno en un balneario que recién compré


Póngale...

Confiamos en que "Karnes" pase por aquí

Would you guess my name?




Señor rajuela...

24 enero 2010

Puerto Ángel 2


Puerto Ángel 1

Salina Cruz... mejor vámonos

Si Puerto Escondido es una ciudad jipi, Salina Cruz es una ciudad obrera. Todo tiene el sabor a Pemex. Los domingos se muere. El centro está copado por una multitud de puestitos que también se instalan en los reducidos camellones por los que se supone que el peatón debe cruzar.

Muy cerca, al oriente, está la playa La Ventosa. El nombre no podía ser mejor. Ahora mismo, con el rayo de sol a tope, debo quitarme constantemente los cabellos de la cara y alisar la hoja del cuaderno, que no me deja escribir. Si uno se va a bañar a la playa, como se dice por acá, de veras tiene uno que hacerlo, porque el aire no para. En pocos momentos está uno vuelto un polvorón glaseado (o una donita, depende de la talla). Meterse al agua es necesario para quitarse la arena que se mete por todos lados nomás de estar parado afuera. La arena, como el agua, son de país poderoso: traen petróleo. La refinería no está muy lejos. Ahí se alcanza a ver bien; y con el humo que le sale y la mugre que manda al mar, no tiene pierde.



Como en todo el país, donde hay gente hay basura. Comen siempre: junto al mar, dentro del mar, de espaldas al mar, de frente. Siempre hay alguien, niño o mayor, con la bolsita de algo con chile. Ya se sabe dónde termina la bolsita. Eso sí, la playa está semidesierta, fantasía de anacoreta o desadaptado, que son lo mismo, al fin loquitos. Hay grupos de familias chapoteando, y por alguna curiosa y misteriosa razón, todos y todas tienen la decencia de dejarse puesta la camiseta o la blusa o la playera o hasta la camisa de botones arremangada. Unas muchachas vienen tan decentes que se meten con todo y sus pants, nomás un poco subidos en la pantorrilla. Todos están tan pasaditos de peso que por un lado qué bueno que se dejen todo puesto para nadar.

Para llegar aquí hube de haber tomado el “urbano”, un chimeco de unos cuarenta o cincuenta años de edad, pleno de estampitas y recuerdos colgantes.




Cayendo la tarde, si uno ya no alcanza este camión, hay que tomar un colectivo, un Tsuru al que le meten tres atrás y dos adelante, más el chofer, claro. Los tres de atrás fácilmente se vuelven cuatro o hasta seis, cuando traen niños. Y el que viene de criticón y delicado, ya hacen siete atrás; más los de adelante que referí hace un momento.



La noche aquí es bonita, las riquezas del mar (o sea, el petróleo flotando en el agua) se funden en la penumbra. El aire no cesa, ni tampoco las cumbiolas (¿a poco éstas también se llaman rocolas?) de los tejabanes, que no dejan inspirar al bardo ni oír a gusto el rugir de Neptuno.

30 septiembre 2009

Los tés y la fruta en una tianguis de la Balbuena






Suéter en la ventana

Inceríble...nadie se robó mi suéter; lo dejé todo el día y toda la noche ahí colgado y nadie se lo robó de afuera de la casa.

Polecías trabajando

La tira, la tira, la tira... la tiró

no trabajen!!

Circulando por las calles de Peralvillo, al norte de la ciudad, se repite unas tres o cuatro veces en distintas calles esta pinta. Parece que es una cita de Guy Debord. La invitación es clara...por qué no?

Una chaineada

Seguridad en el transporte

Confiable sistema de seguridad avanzada: una camiseta amarrada a un pedazo de "fantasma". Suficiente para alertar sobre las toneladas de varilla que se van zarandeando en este camión.

Triki con Coca

Huele a gas...

A las afueras de mi ventana, el señor del gas se toma un momento de descanso...con un cigarrito.

17 mayo 2009

EL ANALFABETA POLÍTICO o I've become comfortably numb

Es común encontrarse por la calle o entre los conocidos, a personas que, ante el panorama hostil de todos los días, no dudan en declarar: a mí no me importa (interesa) la política. Y sí, a nadie se puede obligar a nada; pero cuando alguien ha (o hemos) tenido la oportunidad de que el estado nos dé una carrera universitaria por 20 centavos de pesos Mx al año, es decir, gratis, lo mínimo que podemos hacer es contribuir a la reducción del número de personas desafortunadamente domesticadas-silenciadas-nulificadas por el gran entramado mediático. No es obligatorio ser activista, pero síe s un compromso social no ser borrego, habiendo o no pasado por la escuela.
Y en estos casos, por padre que esté la canción, no se puede estar Comfortably numb...
---------------------------------------------------
EL ANALFABETA POLÍTICO

El peor analfabeta es el analfabeta polìtico
èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos
polìticos.

No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles,
del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y
de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.

El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e
hincha el pecho al decir que odia la polìtica.

No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene
la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el
peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado,
embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales
y multinacionales.

Bertolt Brecht.

13 mayo 2009

Tardes en Nezayork

Entrando a Netza, camión de la basura. El conjunto de luces en la parte superior realmente no sirve, es sólo adorno.



No conformes con poner los cuadritos que pide la ruta, el artista se esmera y da dimensión a los mismos. El muñequito celta bravucón no podía faltar. Es muy recurrente el irlandés en el transporte en Neza. Éste es el logo del equipo de basket de los Celtics de Boston, pero creo que la descontextualización (porque los choferes no son aficionados a este equipo deportivo) le ha dado un significado diferente, lo mismo que el Calvin que orina de Calvin y Hobbs o la sensual Jessica Rabbit, de Rogger Rabbit. Lo curiosos es que muchos choferes de estos transportes realmente no conocen el origen de estos monitos, pero los portan con mucho gusto.

Y de pronto, sale de una calle este taxi con un diablero con diablito incluido.


Los alcanzó la modernidad, si tener mega tiendas trasnacionales es "modernidad".



Fotos sueltas en el CEPE, UNAM

Baño con luna creciente


Fideos caribeños en el Centro de Enseñanza para Extranjeros, UNAM



China poblana